Atomizador cúpula de vidrio para BHO

Ventajas de vaporizar BHO

BHO

BHO

Últimamente está muy de moda todo el tema de los concentrados de marihuana, en parte gracias a la influencia del mercado cannábico americano, que siempre está impulsando la legalización y uso marihuana con la aportación de novedades de todo tipo, tanto para cultivo como para consumo.

Además, el auge de consumo de cannabis medicinal ha propiciado el inicio de una carrera para obtener la máxima potencia posible, bien para conseguir extractos medicinales muy eficaces en patologías musculares o epilépticas (entre otras), o bien para conseguir el mayor potencial recreativo, enfocado a aquellos que desean disfrutar de una buena hierba sin tener que fumar cigarrillos de cannabis.

BHO en un cigarrillo

BHO en un cigarrillo

Gracias a esto, se ha desplegado un auténtico abanico de concentrados disponibles, diferenciados por su textura, cantidad de materia vegetal, método de extracción y conservación de los aromas, con más o menos potencia dependiendo de su grado de pureza. Incluso en algunos procesos se retiran ceras y restos del tricoma que no son psicoactivos, para conseguir resina pura de tipo ámbar como el “Shatter”.

Esto hace que haya multitud de formas de consumirlo, des de fumado untado en un cigarrillo, mezclado con tabaco para los inseparables de este formato, ingerido o diluido en alguna bebida, usando una pipa tipo bubbler o bien vaporizándolo, ya sea usando un vaporizador de cannabis de sobremesa o uno específico para BHO.

Este último método resulta el más recomendado para un consumo terapéutico, al eliminar los problemas añadidos por la combustión, y dispensando la resina de marihuana de forma gradual y controlada, además de ser muy sabrosa, al permitirnos degustar limpiamente los terpenos de la pieza a consumir.

Es decir, que podremos calcular cual es nuestra dosis ideal sin demasiado riesgo, espaciando las caladas hasta encontrar el efecto deseado. Además, este resultará más limpio y cerebral, en caso de consumir sativas, y algo menos narcótico en las índicas más físicas, haciéndolo más alegre y llevadero (que no significa que sea menos potente).

Vaporizador metálico BHO

Vaporizador metálico BHO

Atomizador con burbuja de vidrio

Actualmente y paralelamente al auge de los cigarrillos electrónicos y en contraposición a los bubblers para BHO han aparecido unos dispositivos diseñados específicamente para el consumo de resina. Estos dispositivos están basados en una batería igual a la que llevan los eCigs con una resistencia en la que situaremos la gota de resina consiguiendo que, al ponerse al rojo vivo, el BHO se convierta en vapor mezclado con un poco de humo.

Siguiendo ésta estructura, existen hoy en día multitud de empresas y marcas que han decidido poner a disposición de sus clientes su propio vaporizador de resinas, con algunas diferencias mínimas, pero con un funcionamiento global igual al de los demás, usando distintos materiales para la creación del aparato siendo la gran mayoría de calidad.

Cúpula con atomizador BHO

Cúpula con atomizador BHO

Por este motivo, podemos encontrar diversos tipos de dispositivos de este tipo, destinados a distintos tipos de persona, como pasa con las pipas para marihuana o tabaco. Habrá pipas con un diseño más delgado, acabados en metal, pensados para quienes busquen una imagen más elegante y formal. También las hay con unos diseños más típicos, más parecidos a un eCig tradicional; en tercer lugar, los hay más compactos y simples, tipo Vap-Om-Rizer, y finalmente los más modernos los cuales incorporan un atomizador situado dentro de una burbuja de vidrio de borosilicato, con los que obtenemos el mejor sabor.

La mayor ventaja de estos últimos es el hecho de que el atomizador dispone de una pequeña tapa con rosca, evitando que la resina se derrame al calentarse, lo que los hace muy limpios. Además, el aire inhalado contactará casi todo el tiempo con el vidrio, con lo que detectaremos muy poco regusto metálico en cada calada.

Piezas del atomizador con cúpula

Piezas del atomizador con cúpula

Para los más puristas, existe la posibilidad de retirar dicha tapa y la boquilla, que también es metálica, para reducir al máximo el metal de la ecuación, inhalando directamente desde la parte superior de la cúpula, mientras pulsamos el botón para empezar a generar vapor. Si lo hacemos de esta manera, podremos disfrutar viendo como dicho vapor llena toda la burbuja, y te hipnotiza antes de medicarte.

En cuanto a su mantenimiento, hay que tener en cuenta otra gran ventaja de este sistema, y es el hecho de que como la resina consumida tiene muy poco residuo, el propio calor de la resistencia se encargará de mantener limpio y utilizable el atomizador, hasta que este deje de funcionar por sí solo, con el tiempo, por desgaste en su uso.

Nosotros tendremos que encargarnos de mantener limpio el vidrio, y limpiar el interior de la boquilla con alcohol y un paño, de igual forma que lo hacemos con los productos para el consumo de resina con Red Bubble Glass. también deberemos preocuparnos de mantener la batería del dispositivo cargada para poder gozar de sabrosas caladas de resina canábica durante largo tiempo.