Grinder Liadora

Grinder liadora de cigarrillos con y compartimentos

Tamaños Grinder Liadora

Tamaños Grinder Liadora

Existen gran cantidad de formas de picar la marihuana, tanto para fumarla como para consumirla en un vaporizador de hierbas, según los gustos de cada consumidor, igual que hay mil y una formas de liarse un porro.

Algunos prefieren picar la hierba con grínders de metal con compartimentos para extracción de resinas, otros son más de molinillos de madera con clavos, a otros con uno de plástico les vale, y finalmente existen personas que directamente pasan de picadores y trituran los cogollos con unas tijeritas o directamente con los dedos.

En cuanto al liado, todos hemos tenido problemas para hacernos nuestros cigarrillos al empezar a fumar hierba, tardando mucho rato, o no sabiendo, y hemos tenido que recurrir a una liadora.

Compartimentos grinder liadora

Compartimentos grinder liadora

La verdad es que es otra forma de vivir el ritual del cannabis que no tiene nada que envidiar al liado manual, ya que consigue cigarrillos rectos y bien prensados con muy poco esfuerzo.

Pues como esto son cosas que sabe todo el mundo, las empresas también, y por eso existe este grinder con liadora incorporada que además dispone de un pequeño recinto con tapa en el que guardar un poco de hachís o de hierba.

Además, para rizar el rizo incluye un espacio plano en la base, en el que guardar el papel, y así tenerlo todo junto y a mano de forma discreta.

Usar la Grinder Liadora

Usando el Grinder Liadora

Usando el Grinder Liadora

Su uso es sencillo, lo primero que tenemos que hacer es ir usando los compartimentos en orden hasta reunir todos los elementos para liar.

Cogemos el papel de liar y los filtros del compartimento de la base y los preparamos, luego sacamos la hierba o hachís del compartimento lateral y la picamos con el grinder del otro extremo de la liadora, o desmenuzamos la porción de resina con las manos.

Una vez lo tengamos todo listo, solo nos faltará sacar el tabaco, hacer la mezcla con la hierba o el hachís (o ambos) y colocarla dentro de la liadora. Esto se hace separando las dos barras sobre las que se monta la tela del aparato, moviendo la de delante hacia abajo.

Cigarro liado

Cigarro liado

Entonces, nos aseguramos que la lona queda dentro de ambas barras, haciendo una “U”, sobre la que depositaremos la mezcla uniformemente y bien repartida, sin que sobresalga, así como la boquilla. La cerramos juntando ambas barritas de nuevo, y le damos unas vueltas a la lona con la materia dentro, desplazándola hacia abajo con los pulgares, haciendo rodar las barritas.

Cuando lo hayamos hecho, insertamos la parte inferior del papel en la rendija entre ambas barritas, y volvemos a rodar las barras hacia abajo con los pulgares, mientras vemos que el papel va entrando en la máquina. Cuando solo sea visible la parte de la goma, la chupamos y seguimos con el proceso, dando 3 vueltas más a la liadora.

Y listo, al abrirla encontraremos nuestro cigarrillo, listo para fumar. Si queremos darle una vuelta de tuerca más, le podemos añadir un par de gotas de aceite de marihuana para aumentar el sabor y el efecto.