Pipa Raswell

Pipa con forma de OVNI

Una buena pipa es una gran compañera para los amantes del humo sabroso, ya que aparte de ser sencilla de llevar encima y de usar, con ella nos ahorrarnos el papel, reduciendo el impacto del humo en nuestros pulmones y evitando interferir en el sabor de nuestras mezclas para fumar.

La pipa Raswell lleva este concepto un paso más allá, al aumentar la reducción de riesgos gracias a su circuito interno en espiral, que consigue que el camino por el que pasa el humo alcance los 35cm.

Cazoleta Raswell

Cazoleta Raswell

Hecha por Red Eye, el inventor de la Pipa Amazed, está fabricada de aluminio anodizado acabado en color, con 3 patas hechas de acero inoxidable que actúan de tornillos de cierre.

Su diseño de formas redondeadas la hace muy atractiva visualmente, y su acabado brillante remata la faena, además de que está disponible en 12 colores. Mide 8cm de diámetro, cabiendo muy cómodamente en la mano al usarla, de forma muy ergonómica.

De grueso, no supera los 4cm, con lo que tiene un tamaño perfecto para llevarla en el bolsillo, ya que pesa menos de 200g, algo así como un teléfono móvil.

En la parte superior encontramos la cazoleta, con una tapa que la cubre, así que podemos llevarla cargada y lista por si nos entran ganas de fumar.

Aun que toda la pipa posee un diseño muy bien estudiado y bonito, su punto fuerte es sin duda el corazón de la misma, al tener en su interior un conducto de 35cm de largo por donde pasa el humo, dispuesto con forma de laberinto celta, y que se encarga de condensar los alquitranes, retener partículas indeseadas y enfriar el humo, como si fuera un radiador.

Así, conseguimos caladas sabrosas, más frescas y limpias, ayudándonos a proteger nuestros pulmones del humo sucio y caliente, al tiempo que potencia el sabor de nuestra hierba.

Cómo funciona la pipa Raswell

Pipa Raswell Red Eye

Pipa Raswell Red Eye

Usar la pipa Raswell es sencillo, ya que no presenta diferencias con respecto a cualquier otra pipa. Es suficiente con destapar la cazoleta, insertar en ella, sobre la rejilla, un pedazo de cogollo, sin picar, o picado si lo preferimos (al que podemos añadir unos pedacitos de hachís, si lo deseamos), pero no es necesario. Cerramos la tapa y ya estará cargada.

Para fumar, acercamos la punta de la llama al agujero que tiene la tapa de la cazoleta, e inhalamos por el agujero ubicado en el lateral del cuerpo, que hace de boquilla.

Inhalamos suavemente mientras tengamos la llama sobre la cazoleta, y cuando se prenda podremos inhalar unas caladas más sin tener que darle fuego.

Repetimos el proceso hasta que no salga humo y el sabor sea muy tostado. Cuando acabemos la sesión, abrimos la cazoleta y retiramos los restos de hierba quemada, con un bastoncito, o dándole unos golpes a la pipa, boca abajo, antes de que se enfríe del todo para eliminarlos mejor.

Desmontar y limpiar la pipa Raswell

Circuito pipa Raswel

Circuito pipa Raswel

El mantenimiento y la limpieza de la Raswell son muy sencillos, pero también muy útiles, ya que nos permitirán ver cuál es el efecto real de su circuito: podremos ver todos los alquitranes, restos de ceniza y otras partículas que se han quedado atrapadas en el camino, y que nos hemos ahorrado meternos en nuestros pulmones.

Accedemos al circuito interno desenroscando las tapas, que nos permitirán separarla en dos mitades. Para limpiar la sustancia pegajosa que encontraremos, usaremos un trapo o un papel humedecido en alcohol isopropílico y lo frotaremos por la parte interior de ambas mitades de la pipa hasta que quede como nueva.

Luego aclararemos con agua y la dejaremos secar bien, para que se evapore cualquier residuo de alcohol que haya podido quedar adherido.

La montamos, roscamos las patas y ya está lista para usarla de nuevo, ya sea con marihuana medicinal o recreativa. Se recomienda hacer este proceso cada 3-5 cazoletas aproximadamente, o cuando veamos que hay mucha suciedad acumulada dentro, para asegurarnos de que cumple su función como debe.

Compártela con tus amigos, flípate con ella y llévatela a todas partes; se le coge cariño a la Raswell.