Pipa Six Shooter

Pipa metálica con 6 cargas

La pipa Six Shooter está hecha de metal, concretamente de aluminio, y consta de un tubo recto para la inhalación roscado a la cazoleta (12cm de longitud), diseñada de forma que recuerda al tambor de un revólver de 6 balas (3,5cm diámetro).

En la parte superior de la misma encontramos un tambor giratorio con 6 pequeñas cazoletas, a modo de cargador de balas, en los que se podrán introducir hasta 6 cargas diferentes de marihuana o hachís.

Pipa metálica con 6 cazoletas

Pipa metálica con 6 cazoletas

Esto nos permitirá fumar 6 sesiones seguidas, tanto si estamos solos y no nos gusta parar lo que hacemos (ver una película, leer, pasear…) para recargar la pipa y fumar más, como si estamos con otros compañeros y deseamos poder compartir la sesión con ellos, fumando todos uno detrás del otro.

Perfecta también para aquellos que deseen disponer de diferentes variedades de cannabis, una para cada ocasión, todas disponibles a la vez siendo ideal para poder elegir al vuelo o hacer mezclas increíbles de sabores y efectos.

Pipa Six Shooter, hasta 6 tiros consecutivos

Pipa Six Shooter cargada

Pipa Six Shooter cargada

Como solo hay un agujero que va hacia el tubo de inhalación, deberemos seleccionar la cazoleta que vayamos a consumir y situarla sobre dicho agujero. Esto lo haremos girando la parte superior de la cazoleta, por medio del eje central que la une a la parte metálica inferior.

Cada agujero dispone de un pequeño orificio en su fondo, por el que pasará el humo al inhalar. No llevan rejilla, pero podemos recortar una y colocarla dentro si así lo preferimos. Sino, lo recomendado es evitar picar la marihuana para que no se cuelen partículas de materia vegetal que podríamos inhalar.

Preparando la limpieza

Preparando la limpieza

Limpieza de la Pipa Six Shooter

Puede ser desensamblada para su limpieza y mantenimiento, desenroscando el tubo de inhalación de la base de la cazoleta, además de que se puede destornillar la parte superior de dicha cazoleta de su parte inferior, por medio de una llave allen o con un destornillador (según modelo).

Una vez tengamos todas las piezas separadas, deberemos usar alcohol de farmacia (isopropílico) o bien un limpia pipas además de un trapo limpio que no deje pelusas, de algodón o una gamuza, o bien usar un cepillo limpiador de pipas. Deberemos enjuagar todos sus rincones y especialmente el interior del tubo de inhalación junto con las cazoletas, hasta eliminar toda la suciedad como realizamos con cualquier Vaporizador. Finalmente, recomendamos enjuagar con agua y secar bien antes de volverla a montar.