Top Zeef

Extractor de hachís en seco con motor

Top Zeef 6L

Top Zeef 6L

HeadShop.es presenta el Top Zeef, un extractor de hachís sin solvente ni agua, que funciona por medio de la fuerza centrífuga, pequeños roces entre las flores y un tamiz de micraje fino, que se encargará de procesar tus cogollos para separar de ellos los brillantes tricomas de marihuana.

Este ingenioso aparato ha sido específicamente diseñado para todos los amantes del hachís más aromático que se puede probar, al estar cargado de terpenos que no son eliminados por el agua, como en el hachís tipo IceOLator.

I es que basa su diseño en el sistema marroquí de extracción de la resina, por medio de un cedazo de un micraje fino y el mover y apalear la marihuana para que se desprenda, pero totalmente automatizado, gracias a añadirle un pequeño motor que se encarga de hacer el trabajo.

Top Zeef: fácil de usar y de almacenar

Para empezar a utilizarlo, deberemos montarlo al sacarlo de la caja, ensamblando la estructura rectangular que sustenta y encierra el tambor, colocando los dos paneles laterales que la mantendrán sujeta.

Luego montamos el tambor, usando las 3 varillas para sujetar la parte del fondo y la parte de la tapa extraíble, y finalmente lo forramos con la malla de 158 micras.

Existen diversos modelos de Top Zeef, según su tamaño, permitiendo manipular más o menos cantidad de hierba a la vez. Nosotros nos vamos a centrar en el pequeño de la gama, por ser el más manejable y práctico, perfecto para extracciones caseras para uso personal.

Tambor y malla Top Zeef

Tambor y malla Top Zeef

Este modelo tiene una capacidad de 6L de los cuales 4L son para hierba (recomendamos unos 150g, unos 2L), y el tambor tiene unas dimensiones de 8.5cm de diámetro con una longitud de uno 25cm. Las medidas de la caja de plástico donde se coloca el tambor son 31x19x21cm.

Llegados a este punto, insertamos el tambor con la hierba en la caja, conectamos el cable de corriente y ya estaremos listos para iniciar la extracción de hachís.

Recomendamos congelar la marihuana una horita antes de realizar el proceso, así como separar todo rastro de ramas o palitos de los cogollos, al tiempo que los troceamos un poco para aumentar a superficie de contacto con la malla y aumentar el rendimiento.

Una vez lista la insertamos en el tambor, abriendo la tapa lateral del mismo, y ponemos el tambor sobre los soportes en forma de “U”, para luego cerrar la tapa superior. Solo queda ponerlo en marcha.

Una vez lo conectemos empezará a girar a velocidad moderada, dejando que la hierba se revuelva y caiga sobre el tamiz, separando así los gloriosos y aromáticos tricomas de la materia vegetal.

Dichas partículas de resina quedarán depositadas en el fondo de la caja de plástico, pudiéndose recoger fácilmente con una tarjeta de plástico o dos, listas para ser catadas en un vaporizador, un porro o en una pipa para hachís y marihuana.

Finalmente, podremos obtener diferentes calidades según la malla que le pongamos al tambor. Por defecto tenemos una malla de 158 micras, pero existen mallas accesorias de 50mc, 75mc, 95mc, 124mc y 185mc, con las que podremos recoger todas las glándulas juntas o separadas por tamaños.

Conector corriente Top Zeef

Conector corriente Top Zeef

Funcionamiento del Top Zeef

Una vez lo hemos preparado y está cargado con la hierba, lo ponemos en marcha durante 5-10 minutos para obtener la calidad más alta, recogiendo cabezas de tricomas sin apenas materia vegetal.

Podemos hacer un par de pasadas de 5-10 minutos, y luego una o dos pasadas más largas, de unos 15 minutos, para obtener una calidad inferior, con más trocitos de hierba, pero consiguiendo una buena cantidad de resina de cannabis en polvo.

Podemos repetir el proceso tantas veces como deseemos, probando el tiempo que prefiramos, hasta encontrar la combinación de pasadas más adecuada para nuestros gustos.

El polen que recogemos, está en forma de partículas de resina, como si fuera polvo. Se recomienda almacenarlo sin prensar, para evitar que la humedad quede atrapada en su interior, pudiendo favorecer la aparición de moho.

Si tenemos poca cantidad, lo prensaremos con las manos, o bien usando una pequeña prensa para hachís para obtener las apetitosas piezas de resina negra que todos conocemos, rompiendo los tricomas y consiguiendo que tenga una textura más aceitosa y aromática, aumentando además su potencia.

Como vemos, tener el Top Zeef nos permitirá aprovechar los restos resinados de la manicura para hacer hachís de primera cargado de aroma, tan solo depoitándolos dentro del tambor y enchufándolo.

No desperdicies los cannabinoides de tu cosecha y transforma residuos de trabajo en todo un manjar digno de sibaritas.

Top Zeef montado

Top Zeef montado