Vaporizador Plenty de Storz & Bickel

Características vaporizador eléctrico Plenty

El Plenty es un vaporizador para hierbas fabricado con materiales ligeros pero resistentes, para poder reducir el precio final, y hacerlo más asequible que su hermano mayor. Es un vaporizador portable, con un tamaño compacto y un peso adecuado para sostenerlo en la mano mientras lo utilizas. Decimos que es portable, porque dispone de un largo cable de corriente, que nos permitirá desplazarnos una cierta distancia mientras lo usamos, dentro de una habitación o tumbados en la cama.

Vaporizador Plenty

Vaporizador Plenty

El cuerpo calentador del vaporizador Plenty dispone de una doble hélice que asegura un flujo turbulento, en forma de espiral, que atravesará la hierba de forma homogénea, repartido por toda la cazoleta por igual, lo que conseguirá nubes de vapor más densas y sabrosas, y que toda la hierba se consuma por igual. Esto sumado a la boquilla de acero inoxidable en espiral que posee, asegurarán que el vapor nos llegue fresco, frío, y con todo el sabor, sin regustos inesperados, para una sesión de lo más sabrosa y agradable.

El rango de temperaturas de este vaporizador oscila entre los 130ºC y los 202ºC, según la temperatura seleccionada. La siguiente tabla muestra la relación entre el número del dial y la temperatura:

Temperaturas Vaporizador Plenty:

  • 1- 130ºC/266ºF
  • 2- 142ºC/288ºF
  • 3- 154ºC/310ºC
  • 4- 166ºC/331ºF
  • 5- 178ºC/352ºC
  • 6- 190ºC/374ºC
  • 7- 202ºC/396ºF

En su parte anterior, dispone de un termómetro analógico, que indica de color verde la franja térmica más adecuada para la vaporización de la marihuana, o de plantas resinosas similares. Veremos cómo, al inhalar, la aguja fluctúa ligeramente, pero en un rango que no afecta la vaporización en absoluto. Además, un termostato bi metálico regula todo el proceso de forma independiente, además de trabajar juntamente con un sistema de auto apagado a los 90”. Dispone de un certificado de calidad alemán, llamado TÜV, y certificados a nivel Europeo y Americano, que lo distinguen como a un fabricante de primera clase. Dispone también de garantía del fabricante de 3 años.

Al ser eléctrico y no disponer de globos ni bombas de aire, resulta completamente silencioso, con un peso de 0.7kg y unas dimensiones de 15.5cm x 22.5cm x 5.5cm, a demás de un consumo de 110W. El compañero ideal para andar por casa.

Utilización Plenty de Storz & Bickel:

El funcionamiento del vaporizador es sencillo, y muy parecido al del Volcano.

Cazoleta Plenty

Cazoleta Plenty

Desmontamos la cazoleta del cuerpo, haciéndola girar 90º, y una vez suelta, desenroscamos las dos partes que la componen para revelar la malla y el espacio para la carga. Este vaporizador necesita que la cazoleta quede completamente llena para vaporizar bien, con lo que tenemos dos opciones: llenarla toda de hierba, con lo que tendremos una sesión larga, ideal para compartir con gente, o para amantes del vapor, o bien cargarla con la cantidad que deseemos, aun que sea menor, y colocar sobre ella la rejilla redonda para líquidos, que la presionará impidiendo que se mueva, con lo que al vaporizar, e inclinar la cazoleta 90º, la hierba se mantendrá en la misma posición, vaporizando correctamente.

Usando el Plenty

Usando el Plenty

Hecho esto, tendremos que enchufarlo a la corriente, y seguidamente, seleccionaremos la temperatura en la ruedecita, eligiendo entre el 1 y el 7. Pulsamos el botón de encendido, encima de la ruedecita, pasándolo del 0 al 1, y se encenderá de color naranja, al igual que la luz indicadora del calentador, situada en la parte anterior del vaporizador. Podremos ver cómo la temperatura va subiendo hasta llegar a la indicada, momento en el que la luz indicadora de la parte anterior se apagará, y será el momento de vaporizar.

Para ahorrar energía, el vaporizador dispone de un sistema de ahorro, consistente en que una vez alcanzada la temperatura, y el elemento calentador y la luz indicadora se apagan, enfriándose. Para evitar esto, tendremos que sostener el vaporizador con la mano mientras dure la sesión, para mantener pulsado un botón que tiene en el mango. Este botón, mientras esté pulsado, hará que el calentador se reencienda a los 90 segundos de apagarse, y nos permitirá vaporizar toda la sesión sin esperas, pero si lo dejamos en una mesa, se enfriará solo evitando riesgos y despistes.