Vrip Tech

Vaporizador de cannabis Glass on Glass, VripTech

Vrip Tech Heat Wand

Vrip Tech Heat Wand

El VripTech es un vaporizador fabricado por Vripmaster, se ha diseñado y se fabrica en California. Se compone de un cuerpo calentador que se junta con cápsula de vidrio de laboratorio pensada específicamente para generar la mejor experiencia de vaporización de nuestra marihuana o hachís, en un diseño compacto y simple de usar.

El objetivo principal de esta varita calentadora es conseguir un vapor de la mayor calidad posible, que respete completamente el sabor aromático de nuestras hierbas y por ello se han utilizado materiales completamente neutros y puros que no soltarán partículas ni gases de ningún tipo al aplicarles altas temperaturas.

El cuerpo calentador está hecho de materiales cerámicos de gran calidad, unido a un potenciómetro con el que seleccionaremos la corriente que llega al aparato, alcanzando así diferentes temperaturas tan solo girando el dial.

Esto sumado al hecho de que la punta es de vidrio de borosilicato, nos garantizará la pureza máxima en cuanto aroma, haciendo del Vrip un dispositivo altamente indicado para los usuarios de cannabis terapéutico además de cautivar a todos los que estén buscando un sabor impresionante en cada inhalación de vapor.

Cazoleta Vripmaster

Cazoleta Vripmaster

Funcionará como herramienta generadora de calor trabajando en combinación con un bong o bubbler con una cazoleta compatible, que actuará como cuerpo del vaporizador, refrescando y bajando la temperatura del vapor para concentrarlo y maximizar así su intensidad aromática.

La empresa fabricante del Vrip vende su propia cazoleta, fabricada para que encaje perfectamente con el Vriptech gracias a la junta de silicona y a la junta de goma encargada de sellar y sujetar sus diversas partes, pero también es algo engorrosa, delicada y para comprarla hay que dirigirse al fabricante en California. Lo más cómodo y sencillo es usar una cazoleta compatible, en la que encaje el vaporizador sellando bien, con o sin junta, y con junta de 18mm para evitar restricciones de aire. Si es de 14mm también valdrá, pero habrá algo más de resistencia en el tiro.

Funcionamiento del vaporizador Vrip de Vripmaster

Cuando queramos vaporizar con él, deberemos colocarlo en un lugar seguro encima de la bandeja o tapete de silicona, para que esté protegido de accidentes, evitando al mismo tiempo que nos queme la mesa o donde lo tengamos reposando. Lo enchufamos y seleccionamos la temperatura deseada, ahora tan solo nos faltará esperar a que se caliente, en unos 5-10 minutos.

Dicha selección de temperatura se calibrará mediante el dial que como no dispone de números, tendremos que ajustar a ojo según la carga, la densidad del vapor que queramos y la forma de la cazoleta. Es buena idea empezar la sesión poniéndolo a 3/4 de su total.

Esperamos que se caliente bien, viendo como el vidrio adquiere una temperatura suficientemente alta y estable para iniciar la vaporización. Mientras esto pasa, picamos la marihuana o la hierba aromática de nuestra elección lo más fina posible con un grinder y la colocamos en la cazoleta sin prensarla para que el aire pueda pasar bien a través de ella.

Lo mejor de este vaporizador es que es tan eficiente que tendremos buenos resultados tanto con la cazoleta bien llena como con cargas pequeñas. En este segundo caso puede ir bien colocar la marihuana sobre un trozo de malla para líquidos del Volcano, que la levante un poco dejándola más próxima a la fuente de calor haciendo que se vaporice más homogéneamente.

Potenciómetro Vrip

Potenciómetro Vrip

El siguiente paso será montar la cazoleta en el bong, y colocar la varita sobre la cazoleta vigilando que no toque la hierba pero quede lo más cerca posible de ella. Debemos asegurarnos de que el sellado entre ambas partes sea lo más firme y ajustado posible, evitando que entre aire frio que nos haga variar la temperatura. De esto se encarga la junta de silicona incluida, que puede ser quitada si no deseamos ningún elemento de plástico cerca de nuestro vapor, para respetar al máximo su pureza.

VripTech Heat Wand, máxima calidad aromática

Para iniciar la vaporización colocamos la punta del Vrip encima la cazoleta y comenzamos a inhalar lentamente con mucha suavidad, saboreando los primeros y sutiles aromas fijándonos en cómo son. Si detectamos un sabor suave y herbal muy parecido al que obtenemos cuando olemos la marihuana tendremos que subir un poco la temperatura ya que estaremos a menos de 180ºC.

Si el sabor es fuerte y con cuerpo, percibiendo que se prolonga hacia la garganta habremos acertado con la temperatura pero es posible que aún no veamos vapor visible por que la hierba tiene que calentarse más. Sin retirar el vaporizador de la cazoleta soltamos la calada e iniciamos la siguiente. Así evitamos que la cazoleta se enfríe, obteniendo un vapor mucho más denso en esta segunda inhalación con tonalidades azuladas lo que garantiza la máxima calidad aromática.

Si buscamos la máxima densidad de vapor, ya sea porque nos gusta obtener el sabor más intenso o por que preferimos caladas más calientes y con más CBD, subiremos más la temperatura esperando 30 segundos para seguidamente volver a inhalar.

Vrip con bong

Vrip con bong

Si nos pasamos subiendo la temperatura veremos que en seguida saldrá vapor blanco muy denso, con un sabor aromático que rápidamente se vuelve más tostado y con puntos amargos. Si nos pasa, bajamos un poco la temperatura o bien lo filtramos con un bong o con un buen percolador, que burbujee bastante para lavar el sabor tostado.

Para finalizar la calada retiramos el vaporizador de la cazoleta y lo dejamos en la silicona, aprovechando para remover la hierba con un palito para que ésta se tueste por igual. Al vaporizar hachís será recomendado desmenuzarlo al máximo, para así exponer cuanta más superficie de contacto con el aire mejor para obtener más vapor.

Podemos tener encendido el vaporizador más de dos horas sin problemas, haciéndolo muy práctico para fiestas o sesiones largas. Aún así, si queremos alargar su vida al máximo lo suyo es usarlo y apagarlo cuando no queramos usarlo más. Para hacerlo lo bajamos al mínimo de la potencia y lo desenchufamos.

Mantenimiento del vaporizador VripTech

Cazoleta origina Vriptech

Cazoleta origina Vriptech

Este vaporizador tiene muy poco mantenimiento o piezas que limpiar, ya que lo que más trabajo nos dará en ese sentido son la cazoleta y el bong que será por donde pase el vapor. Como mucho puede quedar un pequeño residuo en la punta de la cápsula, que eliminaremos frotando suavemente con un trapo humedecido en alcohol.

En último lugar, como la cápsula se sujeta solo por un punto en el mango, holgadamente para evitar romper el vidrio, éste puede ser que con el uso se acabe moviendo. Será nuestra responsabilidad vigilar que la punta de vidrio y la barita incandescente no entren en contacto ya que pueden llegar a pegarse al vidrio si este se calienta demasiado.

La referencia será la punta de la cápsula, en la que miraremos que la barrita y el vidrio no se toquen y si no lo está deberemos aflojar el tornillo y recolocar el vidrio con extremo cuidado, para fijarla de nuevo apretando el tornillo lo justo para sujetarla firmemente, pero sin pasarnos, para no romperlo.

Vriptech

Vriptech